Ciudad contaminada: columna de opinión del académico Luis Miguel Rodrigo.

El académico Luis Miguel Rodrigo, Director del Observatorio Regional de Desarrollo Humano (ORDHUM), compartió su opinión respecto a la noticia que se publicó el pasado martes 16 de julio en Diario Mercurio sobre el Estudio de polimetales y perfil epidemiológico en habitantes permanentes de la ciudad de Antofagasta realizado por la Pontificia Universidad Católica de Chile. Esta noticia fue titulada como “Informe final confirma baja exposición a metales pesados”. Respecto a esto, el académico cree que el título, y en general el tono tranquilizador de la noticia, no se justifica de ninguna manera.

Aunque no se ha tenido la posibilidad de revisar el estudio, lo que se ha trascendido hasta el momento, es que, en una muestra de 1.400 casos, aparecieron 137 casos positivos en metales pesados (arsénico inorgánico, que puede causar varios tipos de cáncer), lo que supone el  9,8% de todos los casos estudiados. Esto no significa que haya sólo 137 personas afectas en la ciudad, lo que significa es que si la muestra estuvo bien diseñada (y no hay razones para creer lo contrario) un 9,8% de todos los habitantes de Antofagasta, es decir, aproximadamente unas 38.077 personas de la ciudad, están contaminadas por metales pesados. Esto supone que más de 1 de cada 10 niños de Antofagasta están contaminados por metales pesados (el 12,3%).
Por lo anterior, el académico manifiesta que la cuestión es simple, ¿bajo qué marco se puede afirmar que 38 077 personas potencialmente contaminadas en Antofagasta suponen una “baja exposición a metales pesados”?. El tema de la contaminación por metales pesados es grave. Estamos hablando de un contaminante, el arsénico inorgánico, que según la Organización Mundial de la Salud, causa varios tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes y problemas de desarrollo en los niños. Si la Seremi de Salud sólo va a hacer seguimiento de los 137 casos detectados en la muestra, quedarían sin diagnosticar ni tratar los 37 940 casos restantes pertenecientes a la población, es decir, sólo se estaría controlando al 0,36% de las personas potencialmente afectadas.
Este estudio se suma a un conjunto, ya importante, de trabajos científicos sobre el tema, que con distintas auto­rías y metodologías han llegado a una conclusión similar, en Antofagasta estamos contaminados con metales pesados. Se espera que la base de datos que generó el estudio se ponga pronto a disposición de las universidades regionales para que podamos analizarla en profundidad y llegar a nuestras propias conclusiones.
“Respecto a esto, también cabría preguntar a nuestras autoridades regionales por qué, teniendo dos grandes universidades en la región que conocen bien el tema y tenían investigaciones previas, decidieron encargarle el estudio a una universidad de Santiago” manifiesta el académico de la UCN.

http://www.mercurioantofagasta.cl/impresa/2019/07/26/full/cuerpo-principal/8/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s