La paradoja del gobierno

“¿Por qué existen distintos criterios para el gobierno sobre cómo actuar ante denuncias de acoso laboral?”

por Martin Arias

El diario El Mercurio Antofagasta ha publicado una columna del Director del ORDHUM, Dr Martín Arias, sobre el paradójico criterio, por parte del gobierno, a la hora de enfrentar acosos laborales y sexuales dentro de su administración.

Publicación en El Mercurio disponible aquí

Chile tiene un gobierno paradójico. Por una parte, éste ha establecido la discusión sobre una mejora en las condiciones laborales a través de la Reforma Laboral, acercándolo hacia una empatía con los trabajadores chilenos largamente debida. Por otra, el pasado 11 de julio, la máxima autoridad del mismo gobierno firma un “perdonazo” a un acosador sexual y laboral, jefe de un servicio fiscal.

Este es el caso del director del Serviu de La Araucanía, Jorge Saffirio, encontrado culpable de acoso laboral y sexual. La investigación sumaria propuso que la sanción para el crimen de Saffirio era la destitución de su cargo. Sin embargo, ésta fue suspendida por la misma Presidenta Bachelet, quien sobreseyó de los cargos a Saffirio, dejándolo sólo con medidas disciplinarias. Tal intervención fue criticada incluso por el diputado René Saffirio, quien lamentó “la incoherencia de la resolución de la Presidenta” indicando que ante abusos “no tiene doble estándar, aun tratándose de un hermano”.

Este doble estándar es muy difícil de entender y, más aún, imposible de defender. Quizás, la explicación sea simple, y hasta obvia para quienes monitorean el creciente número de casos de abuso laboral al interior del Estado: hay personas intocables dentro del gobierno, quienes siempre podrán ser protegidos por sus “padrinos” políticos. Esto es muy preocupante para los trabajadores chilenos, especialmente los del sector público que se han atrevido a denunciar acoso laboral por parte de sus superiores.

Así, surge la duda sobre si casos de acoso laboral en curso, como las denuncias contra Loreto Nogales, seremi de Desarrollo Social de la Región, serán investigadas de manera imparcial, libres de las influencias de “apadrinamientos” políticos. En este caso, la seremi Nogales aún se encuentra en su cargo, a pesar de enfrentar también denuncias por despidos injustificados. Esto contrasta con lo ocurrido ante el escándalo del director regional del INE, Claudio Meza, suspendido en mayo de este año de sus labores por la investigación de acoso laboral en su contra.

Por tanto, cabe preguntarse: ¿Por qué existen distintos criterios para el gobierno sobre cómo actuar ante denuncias de acoso laboral? Y más aún ¿por qué a veces se cuestiona desde el mismo gobierno a los trabajadores denunciantes y los fiscales a cargo de las investigaciones de acoso, en lugar de empatizar con la situación de injusticia, miedo y frustración extremas de las cuales los trabajadores pueden ser víctimas?

En un año de elecciones, es fundamental que la Nueva Mayoría termine con la paradoja de su doble retórica en favor de los trabajadores y su defensa de abusadores laborales, que no sólo dañan su imagen ante los votantes y deslustran avances como la Reforma Laboral, sino que sobre todo promueven la sensación que poco pueden hacer los trabajadores ante las violaciones de sus derechos. En las palabras de Platón, “la peor forma de injusticia es la justicia simulada”.

Martín Arias

Director Observatorio Regional de Desarrollo Humano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s